Varios Te+

El Verdadero Descanso
Por pedrito

Según el relato bíblico, Dios terminó la creación en seis días y, al séptimo, descansó. Por supuesto, su reposo no se debió al cansancio como podría ser el caso del ser humano, sino que indicaba que Él había terminado su obra, la cual incluía lo necesario para el bien de la raza humana. El domingo tiene un significado especial para los cristianos, porque corresponde al día de la resurrección de Cristo. La palabra domingo significa “el día del Señor”
El séptimo día de la semana judía, el sábado, fue dado a los judíos por medio de Moisés en el monte Sinaí. Desde ese momento fue su fiesta semanal. Era también un recordatorio de que Dios había creado el mundo en seis días y luego descansó (Génesis 2:2 La Biblia). Guardar el sábado era característico de los judíos fieles, y olvidarlo era señal de que se había abandonado a Dios. Después, al inicio del cristianismo, esta fiesta desapareció entre los judíos que se convirtieron a Cristo.

La mayoría reconoce un valor práctico en apartar un día para cambiar de actividad, descansar y renovar fuerzas. El concepto cristiano es, en realidad, que todos los días pertenecen a Dios y ninguno de ellos debe vivirse sin considerar a Dios. En países llamados cristianos, el domingo se dedica, generalmente, al descanso y los servicios religiosos. Con relación al día de descanso semanal, aparte de su antigua importancia legal y el valor práctico de tener libre de trabajo un día de cada siete, ¿no habrá otra enseñanza importante en el mandamiento de guardar un día de descanso?
Todo el Nuevo Testamento confirma la verdad de que somos salvos, no por nuestras propias obras sino por la obra de Cristo en la cruz. “Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo” (Tito 3:5 La Biblia
). Los judíos debían tener presente esta verdad cada vez que observaban el sábado, el día de reposo. Nosotros la tenemos presente contínuamente en la gran invitación del Evangelio hecha en las mismas palabras de Jesús: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28 La Biblia)
http://www.lavozparatodos.org

La Palabra Cristiano

En algunos lugares, si le preguntamos a una persona si es cristiano puede resultar ofensivo, porque puede pensar que le estamos preguntando si pertenece o no a la raza humana, es decir… ¡si es un animal! ¡La conversación puede terminar mal! Si decimos de alguien que es médico o maestro o carpintero, estamos indicando lo que esa persona es. Podemos agregar el adjetivo de bueno o malo, pero en esencia lo que decimos indica qué clase de persona es. Por supuesto, a veces podemos decir que un mecánico es capaz o que un deportista es muy ágil, pero no tiene sentido decir que uno es más mecánico o menos deportista que otro. Es mecánico, o no lo es. Puede ser “un mal deportista”, pero no por eso deja de ser deportista. La palabra cristiano, igual que mecánico y deportista, no es un adjetivo, sino un nombre. Un cristiano es un seguidor de Jesucristo. Es aquella persona que se ha entregado al Salvador, ha recibido el perdón de sus pecados y que ahora le ama y le sirve. Los demás no son cristianos, no importa su conexión con una religión o su nacimiento o su buen comportamiento. Es cristiano, o no lo es. No hay tal cosa como un medio cristiano.
No se puede decir que es más cristiano o menos cristiano. Puede ser un cristiano ignorante, arrogante o torpe, pero todavía es cristiano si ha recibido a Cristo en su corazón. Por el mismo criterio, esa persona bondadosa y honrada, que nunca tuvo su encuentro con Cristo, puede ser musulmana, hindú o atea, pero no es cristiana. Esperamos haberlo explicado de una manera entendible. Una persona llega a ser cristiana a través de un profundo arrepentimiento de su vida anterior. Reconoce su estado de alejamiento de Dios, se da cuenta de que no puede salvarse a sí misma, y llega al punto de confiar en Jesús para su salvación. Cuando le preguntamos a alguien si es realmente cristiano, le estamos preguntando si es seguidor de Jesucristo. Cuando entendemos bien lo que es un cristiano, vemos enseguida que muchas de las personas que conocemos, en realidad, no son cristianas. Amigo lector, ¿eres cristiano? http://www.lavozparatodos.org

Halloween

Varias religiones paganas celebraban octubre 31 para honrar a sus muertos, y comunicarse con ellos (convivir en una comida y con ofrendas). Halloween viene de “Hallowed Eve” o la “noche santa”, que es la noche antes del día de “Todos los Santos”, un día festivo católico ((En el siglo 7ª el Papa Bonifacio 4º introdujo esta práctica en el día de mayo 13, pero en 834 el Papa Gregorio 3º movió la celebración a noviembre 1.)) para los muertos santos.

El origen del Halloween realmente viene de la celebración de Samhain de los druidas. Según ellos la barrera entre el mundo de los muertos y los vivos es la más delgada en la noche de Octubre 31. Por esta creencia, ellos pensaron que los espíritus y demonios pudieron cruzar a nuestro mundo en esa noche. Vendrían supuestamente a las casas de sus familiares, y amigos realmente, y “les visitarían” para hacerles daño. Si las personas de la casa ofrecen dulces y comida, estos espíritus y demonios pasarán sin hacerles daño. Si no les ofrecen nada, les harían un daño, una trampa, o algo desagradable. De allí salió la costumbre de “Trick or Treat” o de ir de casa en casa para pedir dulces y dinero.

En México, el “Día de los Muertos” salió de esa misma creencia, que los espíritus de sus parientes pueden pasar esa noche al mundo de los vivos de nuevo y hacer daño. Entonces todos deben ofrecer ofrendas de comida y flores para estos espíritus, fantasmas, y demonios en esa noche. Debemos aclarar también en muchas de estas tradiciones, las personas que regresan son los que acaban de morir en los doce meses anteriores. Pero el hecho de presentar comida o flores en los sepulcros de los muertos o en nuestras casas es todo lo mismo, una creencia no bíblica, y una práctica basada en algo pagano. Halloween entonces nos presenta con creencias o conceptos de personas que regresan a cobrar vida y para hacer daño a los vivos. Se ve esto en el concepto de la momia, frankenstein, fantasmas, casa embrujadas, y el comunicarse con los seres humanos muertos. Debemos entender que toda esta creencia es exactamente opuesta a la enseñanza de la Biblia.

Hebreos 9:27 la biblia Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,

Los seres humanos muertos no pueden regresar a la tierra excepto como Dios manda. Para los inconversos, nunca van a salir de la tormenta del infierno aunque grandemente quieren hacerlo. En Lucas 16:19-31 la biblia, Dios nos presenta la realidad de estas cosas. El hombre rico murió sin Cristo, y no pudo traspasar este lugar de tormento a ningún otro, o sea, no hubo salida, y menos hubo regreso a la tierra. 2ª Corintios 5:8 la biblia, enseña que para el cristiano, de ser ausente de su cuerpo (ser muerto) es de ser presente con el Señor. El verdadero creyente nunca va a salir de la presencia del Señor una vez que muere, aunque sí va a regresar con el Señor a la tierra en el futuro (en los eventos de Apocalipsis).

Halloween nos presenta ideas y conceptos que regresan de la muerte para atormentar a los vivos, que es simplemente imposible. Además Halloween nos presenta conceptos e ideas de los Hindus y otros que dicen que las personas pueden tener una mezcla con animales, como un espíritu de un animal adentro de uno que sale. El Hombre-lobo, el vampiro, y otros monstruos de Halloween se basan en reencarnación de medio animal medio humano.

Entonces ¿qué es todo esto de los fantasmas, brujas, y espíritus? ¿Es cierto o no? Esto es la maniobra de Satanás, usando sus demonios. La Biblia presenta que los demonios tienen poder limitado en la tierra de obrar. Se ve que los demonios no tienen cuerpos, sino que están buscando de habitar en los cuerpos de animales (Marcos 5:1-15 la biblia) o personas que se prestan a esto. Los únicos verdaderos que nos atormentan son estos demonios y las personas que se presentan a ser usados por ellos. En la cultura popular de Halloween, se presentan monstruos espirituales con poderes fantásticos, pero todo esto es ficción según la Biblia. Dios es quien obra con poderes fuertes en la tierra, y Satanás es limitado a lo que Dios permite que él haga.