JUAN EL APÓSTOL

En el evangelio escrito por Juan el apóstol, hay temas sublimes relativos a nuestro Salvador, el Señor Jesucristo. Centenares de autores ha tratado de profundizar en las verdades contenidas en el libro sin poder descubrir todas las que hay. Juan mismo explica: Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre. Juan 20:31 

“… La gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.” Juan 1:17.

Al comenzar su evangelio Juan el apóstol presentó al Señor Jesús como el Verbo. Comenzando con el verso 15, encontramos a otro Juan. Juan el Bautista era un hombre muy especial. Comenzando con su nacimiento de padres ancianos, Juan Bautista nació para cumplir una misión especial en el mundo. Antes de cumplir los treinta años de edad, comenzó su tarea de anunciar la llegada del Mesías. No es necesario que Juan el apóstol reseñe los detalles de su nacimiento milagroso ocurrido seis meses antes que Jesús naciera. En el relato indicando la actividad del Bautista anuncia la inminente aparición del Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Da por sentado que  “Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Éste es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo” Juan 15:3.

En su evangelio Juan el apóstol había establecido que Aquel que Juan Bautista anunciaba existía antes que comenzara la creación. Estaba presente con Dios, era Dios y es presentado como el Verbo. Es Creador también pues “todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho” Juan 1:3. El nombre Verbo en el griego original significa “palabra”. ¿Qué haríamos si no tuviéramos palabras? ¿Cómo podríamos comunicarnos en forma escrita o en forma audible? Es posible comunicar algo por ciertas muecas de la cara, o ademanes del cuerpo, pero se precisa contacto visual para aquello. Los pensamientos se visten de palabras. Y así Dios revela sus pensamientos a través del Verbo, el Señor Jesús. “… la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo” v.17. Todo fue comprobado con los hechos milagrosos de Jesús.

Los pensamientos expresados en palabras no siempre son entendidos por los que escuchan. Así ocurrió con los discípulos cuando Jesús habló de las Escrituras al entrar en Jerusalén; “Estas cosas no las entendieron sus discípulos al principio; pero cuando Jesús fue glorificado, entonces se acordaron de que estas cosas estaban escritas acerca de él, y de que se las habían hecho” Juan 12:16. El evangelio de Juan desde el comienzo hasta el final es una revelación de Cristo Jesús, el Hijo de Dios. Son verdades importantes que debemos saber pues comprueban su deidad, que era Dios manifestado en forma humana  para hacer posible nuestra salvación. El lenguaje es claro y sencillo. ¿Quién no puede entender lo que dice Juan 3:36? “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él”. Cristo cual Verbo ha revelado el gran plan de salvación divina. ¿Ha puesto su fe en Él? –daj

Lectura Diaria:
2 Cronicas 6:12-42 [leer]
/Ezequiel 30:20-31:18[leer]
/Juan 11:28-54 [leer]