Niños …

El remedio curativo
Estimado lector, Dios le llama a levantarse y poner en alto sus leyes en una sociedad que ya no quiere nada con él. Dios le llama a apartarse de la maldad de este mundo y de identificarse con él y su verdad. Dios se preocupa por usted, amiga, si se encuentra con un embarazo “no deseado”. Él ama al pequeño ser que se está formando en su vientre. Él quiere dar vida y luz, y no muerte en su situación difícil.
También hay otros que se compadecen de usted. Busque una iglesia bíblica. Allí encontrará un ambiente de amor y comprensión. Los hermanos le aconsejarán y le ayudarán a saber cuáles medidas tomar en el futuro. Nosotros también queremos ayudarle a encontrar la solución correcta.
Por eso hemos impreso este librito.
Tal vez usted sea una que ya se ha hecho un aborto. Se siente culpable y desea terminar con su vida. Se siente turbada y no se puede olvidar de aquella vida que nunca vio la luz del sol por decisión suya. Ya sabe que Dios condena tal decisión. Ya sabe lo que le espera. Óigame, amiga. Si usted está dispuesta a arrepentirse, Dios le quiere perdonar. Él quiere darle una vida nueva. Él desea salvarle del infierno que le espera. Él tiene preparado un bello lugar, el cielo, para los que le reciben y le obedecen.
Arrepiéntase hoy y reconcíliese con Dios, y usted experimentará el perdón que hay en él.

Elena tiene que soportar ahora las consecuencias de su pecado y la tremenda soledad. Pero no tiene que seguir pecando. Puede arrepentirse y recibir a Jesús como su Salvador y Señor. Puede hallar en la iglesia de Jesús una familia que la ayude y la comprenda. Ella no tiene que tomar la decisión popular; hacerse un aborto. Ella no tiene que desechar a su bebecito. Eso sería un pecado sobre otro. Dios la puede sacar de su estado pecaminoso y darle un corazón nuevo. Ella puede buscar una iglesia cristiana donde los hermanos la ayuden a hacer decisiones que agradan a Dios. Esta opción sí valdría la pena, ahora y por la
eternidad.
¡elige vida para tu bebé!
—Duane Nisly

Sé el primero en comentar en «Niños …»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*