¿Para qué sirve

 la Biblia?

Una encuesta sobre la Biblia

y cómo se utiliza en diversos lugares arrojaría una variedad de respuestas.   He aquí algunos conceptos populares respecto al Libro de los libros, la Biblia.

  1. PARA AHUYENTAR ESPÍRITUS MALOS – Según las creencias populares, los espíritus malos quieren invadir los hogares, haciendo de la casa o del edificio su habitación, y la Biblia los puede ahuyentar. Con el mismo fin, en ciertos países como Chile los obreros colocan una corona de ramas tejidas en la parte superior de la casa en construcción, una vez colocada la estructura del techo. Pero ¿sirve todo esto?  Sin duda, es una superstición sin fundamento. Es cierto que existen espíritus malos, en oposición al Espíritu Santo, Quien es Dios mismo y Uno con Dios el Padre y Dios el Hijo.  En cambio, los espíritus malos están bajo el dominio de Satanás (el Diablo), y no son ahuyentados colocando algún objeto físico.  Sólo la persona que ha confiado en Cristo como Salvador personal puede resistir al diablo, quien huirá como cobarde cuando ve que el creyente en Cristo lee, medita y obedece la Palabra de Dios.
  1. PARA PROTEGER CONTRA LAS DESGRACIAS – Al entrar en algunas casas por la puerta principal, se encuentra una herradura de caballo colocada sobre ella, supuestamente para garantizar la buena suerte. Pero, es más común ver una Biblia abierta sobre una pequeña mesa. ¿Y el pasaje predilecto?  Salmo 91 es el favorito.  Son preciosas las palabras de este Salmo, que habla de la protección de Dios. Es lógico concluir que en cada hogar los que lo habitan desearían ser protegidos de cualquiera desgracia, como incendio, robo, asalto, terremoto, etc.  Pero a fin de cuentas, esta vida es pasajera.  Lo que se precisa es la protección eterna contra la ira y el juicio de Dios, que vendrán sobre los pecadores no arrepentidos. Sólo la persona arrepentida, confiando en los méritos y la sangre preciosa de Cristo, puede gozar de esta protección, que es la más importante.  Entonces, en vez de colocar algún libro o talismán, el creyente en Cristo puede encomendarse en las manos de su Padre celestial para su protección y cuidado.
  2. PARA JURAMENTOS EN LOS TRIBUNALES – En algunos países, las personas implicadas en algún asunto legal ponen la mano derecha sobre una Biblia extendida por el juez, mientras juran que su testimonio será verdadero. En esta práctica se puede apreciar el concepto universal que la Biblia es fuente de la verdad. Sin embargo, el hecho de “jurar” sobre una Biblia no impide que las mismas personas mientan, pues este acto no cambia su corazón, el cual según la Biblia es “engañoso” y “perverso” (Jeremías 17:9). Más bien, es la sangre de Jesucristo la que puede limpiar “de todo pecado” (1 Juan 1:7).
  3. PARA ENGAÑAR A LA GENTE – Hoy en día abundan los religiosos que persiguen a la gente, yendo de casa en casa con una Biblia en una mano y las nuevas revelaciones de su “profeta” o “profetisa” en la otra. Y hay otros que utilizan una “Biblia cambiada” para los mismos fines. Sobre los tales Jesús sentenció “¡Ay de vosotros, guías ciegos!” (Mateo 23:16).  También dijo “Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo” (Mateo 15:14).
  4. COMO FUENTE DE GANANCIA – Las estadísticas muestran que la Biblia es el libro más vendido en el mundo. Es poco probable que las sociedades e instituciones que la distribuyen obtengan grandes ganancias de sus ventas. Sin embargo, desgraciadamente hay personas que sí, se valen de la Biblia para obtener grandes ganancias monetarias.  Por ejemplo ¿qué de los “sanadores” y “pastores” (así llamados) quienes, apelando a la Biblia, exigen suculentas ofrendas y diezmos a cambio de algún supuesto “milagro” o “sanidad”, o una promesa del bienestar económico?  En contraste, la Biblia enseña que la salvación (o vida eterna), cual regalo de Dios, es infinitamente más importante porque es eterno, y se obtiene sin dinero y sin precio – léase Romanos 6:23 e Isaías 55:1.

Y a Ud. estimado lector ¿le sirve para algo la Biblia, el Libro de Dios?  Es posible que Ud. sea lector acérrimo de novelas, diarios, revistas, etc., pero ¿ha leído la Biblia alguna vez?  ¿No es este el momento de abrirla y leerla para conocer su mensaje?  Entenderá que ya es tiempo de arrepentirse delante de Dios y creer de corazón en Cristo, Quien murió en la cruz del Calvario por Ud.  Pues la Biblia dice, “He aquí ahora el día de salvación” (2 Corintios 6:2).

Felicidades

¡Felicidades! Hay un maravilloso regalo que le espera.
Está destinado específicamente para usted y se le ofrece con inmenso amor. ¡Es el mejor regalo que jamás podrá recibir! “La dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús”, Romanos 6.23.

La Biblia describe la salvación de Dios como un regalo porque es gratis, aunque a Dios le costó mucho; es inmerecido y nadie se lo puede ganar; es único e insuperable; es indispensable para la eternidad; es para todos, pero especialmente para usted. Aunque es para siempre, sólo se puede recibir en esta vida. Por eso es urgente que usted lo reciba cuanto antes.

Esperamos que los artículos de esta revista le ayuden a apreciar el regalo que Dios le ofrece. Recuerde, esta oferta es por tiempo limitado. ¿Qué hará usted con el regalo de Dios?

Revista Vía

la Biblia?

Una encuesta sobre la Biblia

y cómo se utiliza en diversos lugares arrojaría una variedad de respuestas.   He aquí algunos conceptos populares respecto al Libro de los libros, la Biblia.

  1. PARA AHUYENTAR ESPÍRITUS MALOS – Según las creencias populares, los espíritus malos quieren invadir los hogares, haciendo de la casa o del edificio su habitación, y la Biblia los puede ahuyentar. Con el mismo fin, en ciertos países como Chile los obreros colocan una corona de ramas tejidas en la parte superior de la casa en construcción, una vez colocada la estructura del techo. Pero ¿sirve todo esto?  Sin duda, es una superstición sin fundamento. Es cierto que existen espíritus malos, en oposición al Espíritu Santo, Quien es Dios mismo y Uno con Dios el Padre y Dios el Hijo.  En cambio, los espíritus malos están bajo el dominio de Satanás (el Diablo), y no son ahuyentados colocando algún objeto físico.  Sólo la persona que ha confiado en Cristo como Salvador personal puede resistir al diablo, quien huirá como cobarde cuando ve que el creyente en Cristo lee, medita y obedece la Palabra de Dios.
  1. PARA PROTEGER CONTRA LAS DESGRACIAS – Al entrar en algunas casas por la puerta principal, se encuentra una herradura de caballo colocada sobre ella, supuestamente para garantizar la buena suerte. Pero, es más común ver una Biblia abierta sobre una pequeña mesa. ¿Y el pasaje predilecto?  Salmo 91 es el favorito.  Son preciosas las palabras de este Salmo, que habla de la protección de Dios. Es lógico concluir que en cada hogar los que lo habitan desearían ser protegidos de cualquiera desgracia, como incendio, robo, asalto, terremoto, etc.  Pero a fin de cuentas, esta vida es pasajera.  Lo que se precisa es la protección eterna contra la ira y el juicio de Dios, que vendrán sobre los pecadores no arrepentidos. Sólo la persona arrepentida, confiando en los méritos y la sangre preciosa de Cristo, puede gozar de esta protección, que es la más importante.  Entonces, en vez de colocar algún libro o talismán, el creyente en Cristo puede encomendarse en las manos de su Padre celestial para su protección y cuidado.
  2. PARA JURAMENTOS EN LOS TRIBUNALES – En algunos países, las personas implicadas en algún asunto legal ponen la mano derecha sobre una Biblia extendida por el juez, mientras juran que su testimonio será verdadero. En esta práctica se puede apreciar el concepto universal que la Biblia es fuente de la verdad. Sin embargo, el hecho de “jurar” sobre una Biblia no impide que las mismas personas mientan, pues este acto no cambia su corazón, el cual según la Biblia es “engañoso” y “perverso” (Jeremías 17:9). Más bien, es la sangre de Jesucristo la que puede limpiar “de todo pecado” (1 Juan 1:7).
  3. PARA ENGAÑAR A LA GENTE – Hoy en día abundan los religiosos que persiguen a la gente, yendo de casa en casa con una Biblia en una mano y las nuevas revelaciones de su “profeta” o “profetisa” en la otra. Y hay otros que utilizan una “Biblia cambiada” para los mismos fines. Sobre los tales Jesús sentenció “¡Ay de vosotros, guías ciegos!” (Mateo 23:16).  También dijo “Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo” (Mateo 15:14).
  4. COMO FUENTE DE GANANCIA – Las estadísticas muestran que la Biblia es el libro más vendido en el mundo. Es poco probable que las sociedades e instituciones que la distribuyen obtengan grandes ganancias de sus ventas. Sin embargo, desgraciadamente hay personas que sí, se valen de la Biblia para obtener grandes ganancias monetarias.  Por ejemplo ¿qué de los “sanadores” y “pastores” (así llamados) quienes, apelando a la Biblia, exigen suculentas ofrendas y diezmos a cambio de algún supuesto “milagro” o “sanidad”, o una promesa del bienestar económico?  En contraste, la Biblia enseña que la salvación (o vida eterna), cual regalo de Dios, es infinitamente más importante porque es eterno, y se obtiene sin dinero y sin precio – léase Romanos 6:23 e Isaías 55:1.

Y a Ud. estimado lector ¿le sirve para algo la Biblia, el Libro de Dios?  Es posible que Ud. sea lector acérrimo de novelas, diarios, revistas, etc., pero ¿ha leído la Biblia alguna vez?  ¿No es este el momento de abrirla y leerla para conocer su mensaje?  Entenderá que ya es tiempo de arrepentirse delante de Dios y creer de corazón en Cristo, Quien murió en la cruz del Calvario por Ud.  Pues la Biblia dice, “He aquí ahora el día de salvación” (2 Corintios 6:2).

Felicidades

¡Felicidades! Hay un maravilloso regalo que le espera.
Está destinado específicamente para usted y se le ofrece con inmenso amor. ¡Es el mejor regalo que jamás podrá recibir! “La dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús”, Romanos 6.23.

La Biblia describe la salvación de Dios como un regalo porque es gratis, aunque a Dios le costó mucho; es inmerecido y nadie se lo puede ganar; es único e insuperable; es indispensable para la eternidad; es para todos, pero especialmente para usted. Aunque es para siempre, sólo se puede recibir en esta vida. Por eso es urgente que usted lo reciba cuanto antes.

Esperamos que los artículos de esta revista le ayuden a apreciar el regalo que Dios le ofrece. Recuerde, esta oferta es por tiempo limitado. ¿Qué hará usted con el regalo de Dios?

Revista Vía

Sé el primero en comentar en «¿Para qué sirve»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*