La asamblea

(o Iglesia) corresponde a todos los creyentes comprados por la sangre de Cristo, desde la venida del Espíritu Santo en Pentecostés, hasta la venida del Señor para llevar a su Iglesia.

“Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.” Mateo 16:18

“Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.” Efesios 2:20-22

En este intervalo de tiempo, la Asamblea de Dios está compuesta por todos los verdaderos cristianos, conocidos por Dios, que viven en un momento dado en la tierra.

“Así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.” Romanos 12:5

“Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.” 1 Corintios 12:12

Sé el primero en comentar en «La asamblea»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*